CRESPELLS

28 Mar

Pasta dulce tradicional en Mallorca en las fiestas de Pascua. Se atribuye a los crespells una procedencia derivada de la cocina judía y el horneado sin esperar el leudado y la no utilización de ningún tipo de levadura, propios de dicha cocina, podría avalar esta creencia. Pero su manifiesta divulgación en los textos culinarios de las principales cocinas europeas hace difícil aceptar para nuestros equivalentes actuales un origen preferente desde la cocina judía.

Aparecen, bajo distintas acepciones, en textos culinarios de procedencia catalana, anglosajona (cryspes y crispels), francesa (crespes) e italiana (crespelli), e incluso podrían derivarse de un antiguo pastel griego, cuya denominación de “Krepis” (suela de zapato), evocaba su forma fina y plana.

Para saber más véase el interesante artículo  “La cocina judía en Mallorca”,  de Antoni Contreras Mas.

 

INGREDIENTES:

1 Kilo de harina
300 gr. de azúcar
250 gr. de manteca de cerdo
100 ml. de aceite
100 ml. de zumo de naranja
6 yemas de huevo
Ralladura piel de 1 limón (Opcional)

 

ELABORACIÓN:

Mezclamos en un recipiente grande, para poder trabajar la masa cómodamente, el azúcar con las yemas hasta que queda una masa cremosa.

Incorporamos la manteca, que hemos dejado la noche antes fuera de la nevera para que esté más floja, y la mezclamos bien con la masa anterior.

Ahora añadimos el zumo de naranja y seguimos mezclando con las manos.

Cuando el zumo está bien integrado incorporamos el aceite y mezclamos hasta que quede una masa cremosa.

Si quisiéramos poner la ralladura de limón ahora sería el momento, pero yo prefiero no poner.

Empezamos a incorporar la harina, sin prisas, y vamos amasando hasta conseguir que nos quede una bola homogénea, que no se nos pegue en las manos.

Para facilitar el trabajo dividimos la masa en 5 o 6 trozos, amasamos un poco más cada uno de ellos y, una vez bien trabajados, ya están listos para  el siguiente paso.

Enharinamos una superficie plana, ponemos uno de los trozos (o medio) y lo vamos aplanando utilizando un rodillo, también enharinado.

Yo utilizo un rodillo con el que se puede graduar el grosor de los crespells y lo tengo preparado para hacerlos de 6 milímetros. Al utilizar este tipo de rodillos conseguimos que el grosor sea el mismo para todos y, por ello, la cocción uniforme.

Una vez hemos trabajado con el rodillo, que mantendremos siempre enharinado, y tenemos la masa aplanada, empezamos a dar forma a los crespells cortándolos con los moldes  y colocándolos en una bandeja de hornear.

Horno precalentado a 165º, entre 14 y 16 minutos, pues el tiempo exacto dependerá del horno y del tamaño de los moldes que utilicemos. Conviene estar atentos y cuando veamos que están dorados los retiramos.

Si tienes problemas con el azúcar o, simplemente, quieres mantener tu línea, aquí tienes una receta de unos buenísimos crespells sin azúcar

Bon profit!

Anuncios

2 comentarios to “CRESPELLS”

  1. Nena marzo 29, 2012 a 7:39 pm #

    Son buenísimos y especialmente de tamaño pequeño son tan viciosos como los frutos secos, no te puedes parar de comer.

    • bruixes i bruixots marzo 29, 2012 a 9:31 pm #

      Tienes toda la razón,no te puedes parar.Están buenísimos…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: