Archivo | mayo, 2012

BIZCOCHO DE YOGUR DE LIMÓN

31 May

INGREDIENTES:

1 Yogur de limón
¾ del vasito de yogur de aceite
2 vasitos del yogur de azúcar
3 vasitos del yogur de harina de fuerza
3 huevos
1 sobre levadura
Ralladura de un limón

ELABORACIÓN:

Batimos las claras a punto de nieve y reservamos.

Batimos las yemas con el azúcar hasta que queda una masa bien cremosa. Añadimos el yogur de limón. Seguimos batiendo.

Añadimos 2 vasitos de la harina. Mezclamos bien.

Incorporamos el aceite y cuando está bien mezclado añadimos el vasito que nos quedaba de harina, la levadura y la ralladura del limón.

Finalmente añadimos, poco a poco, las claras a punto de nieve. Mezclamos despacio.

Introducimos en un molde engrasado con mantequilla y enharinado.

Horno precalentado a 200º, calor arriba y abajo, unos 40 minutos. Pinchar con una aguja, si sale limpia es que ya está en su punto.

Bon profit!

SPAGHETTI CON SALSA PESTO

30 May

El pesto es un condimento o salsa típica originaria de la Liguria (Italia). Su ingrediente principal es la albahaca (Ocimum basilicum) o mejor, albahaca genovesa. Además de la albahaca, se muelen piñones y ajo, todo ello aderezado con queso parmesano (y/o queso de oveja -pecorino-, dependiendo de las tradiciones locales) y de aceite de oliva. La palabra “Pesto” viene del genovés “pestare”, que significa machacar o moler en un mortero, que es la forma en que tradicionalmente se prepara esta salsa.

En Provenza, debido a la proximidad con Génova, existe una salsa parecida al pesto genovés, llamada pistú, que contiene aceite de oliva, ajo y albahaca, pero no piñones ni queso. Ésta salsa a su vez está emparentada con el allioli negado catalán (que es un allioli en el que voluntariamente el ajo no se emulsiona completamente con el aceite, lo que le da un aspecto más parecido a una vinagreta) y un poco más lejos con el allioli (aceite de oliva emulsionado con ajo) de Cataluña y Valencia o su variante, la mahonesa (aceite de oliva emulsionado con huevo) de Baleares.

En general, todos estos tipos de salsas crudas a base de aceite de oliva condimentado, en recetas independientes o formando parte de otras de platos más complejos, son características de todos los pueblos mediterráneos.

Fuente: Wikipedia.

INGREDIENTES:
(Para 2 personas)

15 gr. de albahaca fresca
50 gr. de piñones
30 gr. de parmesano
30 gr. de queso curado o de queso Pecorino.
1 diente de ajo
8 cucharadas de aceite de oliva
4 cucharadas de agua templada
½ cucharadita de sal
250 gr. de spaghetti

ELABORACIÓN:

Pelamos el diente de ajo, lo cortamos en 3 o 4 trozos y lo picamos con la picadora eléctrica.

Añadimos las hojas de albahaca fresca, desechando los tallos, los piñones y la sal. Picamos hasta que quede una masa uniforme.

Ahora incorporamos el aceite de oliva y lo integramos en la masa utilizando la picadora. Quedará una salsa algo espesa, por ello, añadiremos las cuatro cucharadas de agua y mezclaremos bien.

Rallamos ambos quesos e incorporamos a la salsa, a mano o usando la picadora, como nos vaya mejor. Mezclamos bien y nuestra salsa pesto ya está lista para acompañar cualquier tipo de pasta.

Hervimos los spaghettis (he utilizado spaghettis integrales) en una olla con abundante agua, a la que hemos añadido sal. En unos 8 minutos estarán listos.

Colamos, escurrimos con agua caliente y emplatamos.

Incorporamos la salsa, mezclamos bien y servimos.

Existe la opción de hacer la salsa solo con el parmesano y utilizar el queso curado o el pecorino rallado para espolvorear la pasta una vez servida. Las dos opciones son buenas.

Si en lugar del queso curado queréis utilizar el queso “pecorino” de la receta tradicional, lo encontrareis en Charcutería Creus, del Mercado del Olivar de Palma.

También es muy adecuado acompañar esta salsa con unos pappardelle.

Esta receta la vi en www.javirecetas.com sitio altamente recomendable para los que, como yo, siempre andamos buscando nuevos platos, recetas o preparaciones, sencillas o complejas, a las que enfrentarnos.

Bon profit!

RECOPILACIÓN DE FOTOS DE VIAJE

28 May

En esta entrada quiero recoger varios ejemplos de regalos para hacer con fotos, después de haber hecho un viaje.

El primer ejemplo es un cuadro enmarcado con las fotos colocadas de forma ordenada, pegadas en una cartulina blanca:

Otro ejemplo es, la misma idea pero sobre un corcho, añadiendo también recuerdos del viaje (tickets, entradas, mapas etc):

Otro modo de recopilar las fotos es en el álbum de toda la vida, pero con un toque especial: guardar dentro los detalles del ejemplo anterior. De este modo, el álbum resumirá, paso a paso, y de forma muy detallada, el transcurso del viaje. Además, tiene la ventaja de poder escribir notas en cada página:

Una variante de el álbum tradicional es el Hofmann, con el que se puede editar a través del ordenador y con el que se consiguen verdaderas virguerias:

A parte de estas formas, también se puede utilizar el típico vídeo de fotos o un power point.

¿Habéis hecho algo parecido? Si es así enviádmelo para añadirlo y poder dar más ideas originales.

🙂

BUÑUELOS DE BACALAO

27 May

INGREDIENTES:

-200 gr. de Bacalao
-2 patatas medianas
-1 huevo
Picada de ajo y perejil
-1 cucharada de harina

ELABORACIÓN:

Ponemos en remojo los lomos de bacalao 24-48 horas antes de la elaboración y le cambiamos el agua aproximadamente cada 12 horas. También podemos utilizar bacalao ya desalado.

Pelamos, lavamos y hervimos las patatas. Pasamos por el pasapurés y las introducimos en un recipiente.

Picamos finamente el bacalao con un cuchillo bien afilado. Cuando ya lo tenemos muy pequeño lo mezclamos con la patata y removemos bien.

También añadimos la yema del huevo y la picada de ajo y perejil. Mezclamos.

Vamos añadiendo la harina tamizada, poco a poco y mezclándola bien.

Ahora incorporamos la clara del huevo que hemos subido a punto de nieve.

Si la masa nos hubiera quedado muy espesa podemos añadir un poco de agua con gas o cerveza.

Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite y cuando está bien caliente vamos incorporando las bolitas.

Las bolitas las hacemos cogiéndolas directamente de la masa, ayudándonos con 2 cucharas.

Las freímos bien y al sacarlas las ponemos en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Una vez desengrasadas, servimos.

Estos buñuelos son muy fáciles de hacer y dan un excelente resultado.

Bon profit!

FRITO MALLORQUÍN

25 May

El frito es un plato tradicional mallorquín de diversa preparación, que varía sustancialmente según las zonas y la estación del año. Existen diversas variedades de frito, así podemos citar el frit de matances, el frit de rates (de Sa Pobla, relacionado con la carne de caza de s’Albufera), el frit de sang (el más común en la comarca de Tramuntana), el frit variat y el frit mariner.

Parece que su origen es semita, ya que hay recetas con ciertos parecidos en la cocina judeo-sefardita y en la árabe actual. Se ha apuntado que el consumo de todas las partes del cordero, incluyendo sus vísceras y su adobo con hierbas amargas, habría dado origen al frito de Pascua. Su receta inicial, según la normativa judía, incluiría únicamente las vísceras del cordero, cebolla, hinojo y habas tiernas, ingredientes que permanecen en las modalidades más tradicionales. Otros componentes, como los pimientos y las patatas, no pudieron incorporarse hasta después del descubrimiento de América y la introducción de ambos productos en la cocina de nuestras islas, cosa que en Mallorca ocurrió alrededor de los primeros años del siglo XVIII.

Se encuentran referencias a este plato en diversos recetarios antiguos, como el Llibre de Sent Soví (s. XIV), Llibre del Coch (s. XV), el Coch instruit en fer aguiats, pastes i confitures (s.XVIII), de Jaume Martí i La Cuyna Mallorquina (1886), de Pere d’Alcantara Penya.

Fuentes: Gran Enciclopedia de Mallorca, vol. 6 y “La cocina judía en Mallorca”, de Antoni Contreras Mas.

INGREDIENTES:

1 Asadura de cordero
1 trozo de sangre cocida
300 gr. de habas tiernas
8 alcachofas
2 manojos de sofritos (grells)
2 guindillas
7-8 dientes de ajo
2 hojas de laurel
2 ½ – 3 kilos de patatas.
Aceite
Sal
Pimienta Negra
Hinojo

ELABORACIÓN:

En primer lugar cortamos las patatas a cuadraditos, las lavamos bien, las escurrimos y las ponemos a freír en una sartén con abundante aceite, a fuego moderado. Incorporamos los dientes de ajo. A mitad de cocción añadimos la sal. Al haber tantas patatas seguramente tendremos que freírlas en dos tandas. Cuando están listas, las sacamos y reservamos.

Ahora ponemos una olla de barro grande al fuego, con un poco de aceite e incorporamos las habas tiernas que hemos cortado en pequeños trozos. Las rehogamos unos cuantos minutos a fuego moderado, añadimos un poco de sal y cuando están listas, sacamos y reservamos.

Seguidamente cortamos las alcachofas y las metemos en la olla, con el mismo aceite que hemos utilizado anteriormente. Las rehogamos también a fuego moderado. Les añadimos algo de sal. Transcurridos un par de minutos, sacamos y reservamos.

A continuación incorporamos los sofritos, que también hemos troceado, añadiendo algo de aceite si fuera necesario. Añadimos algo de sal y vamos rehogando a fuego suave. Removemos de vez en cuando y en unos minutos estarán en su punto. Sacamos y reservamos.

Ahora toca el turno a la carne, la introducimos en la olla, con el mismo aceite, y le añadimos las guindillas (ojo con ellas), la sal, la pimienta negra y las hojas de laurel. Removemos un poco e incorporamos el hinojo, que hemos picado previamente, y la sangre, que hemos deshecho para que se impregne bien por las patatas y resto de ingredientes. Esperamos unos minutos, sin dejar de remover, y paramos el fuego.

Ahora es el momento de introducir en la olla con la carne el resto de ingredientes que hemos ido reservando. Utilizamos una espumadera para ir mezclándolo todo. Hay que ir con cuidado para no romper la patata.

Una vez bien mezclados todos los ingredientes nuestro frito mallorquín está listo para ser consumido.

El vino recomendado para esta ocasión es otro de los excelentes tintos mallorquines. Se trata del “GVIVM”, de viñas viejas de las variedades Merlot y Callet, elaborado y embotellado por Pere Seda (Manacor), www.pereseda.com, de la denominación de origen Pla i Llevant (Mallorca). Como anécdota decir que el nombre de este vino es un homenaje a la ciudad nunca encontrada de Gvivm, población de Mallorca en la época romana.

Bon profit!

PARÍS

24 May

MISSISSIPPI MUD CAKE

23 May

Este pastel es originario del estado de Mississipi y su nombre viene dado porque el color y la textura de su cobertura recordaba al barro, lodo (Mud) que hay en las orillas del río que lleva su nombre. El nombre Mississippi proviene de una palabra del idioma ojibwa, que significa “grandes aguas” o “padre de las aguas”.

Mississippi fue inicialmente colonizado por los españoles, pero fue anexionado por el Reino Unido bajo los términos del Tratado de París. Con la independencia de las Trece Colonias, la región del Mississippi pasó a formar parte de los recién creados Estados Unidos de América

INGREDIENTES:

250 gr. de mantequilla
250 gr. de azúcar
225 gr. de harina de fuerza
3 huevos
115 gr. de chocolate negro
1 cucharadita de extracto de vainilla o azúcar avainillado
4 cucharadas de cacao en polvo
1 sobre de levadura
100 gr. de nueces

Para la cobertura:

125 gr. de mantequilla
55 gr. de azúcar glas
150 gr. de chocolate negro

ELABORACIÓN:

Empezamos fundiendo al baño María el chocolate y la mantequilla. Una vez fundido, apartamos del fuego y reservamos.

En un recipiente introducimos el azúcar con los huevos y batimos bien, hasta que quede una mezcla espumosa.

Ahora vamos añadiendo, poco a poco, la harina, la levadura y el cacao en polvo. Lo vamos introduciendo en el recipiente sin dejar de batir.

A continuación, introducimos el azúcar avainillado.

Picamos las nueces finamente y las incorporamos a la mezcla, que nos quedará espesa y difícil de manejar.

Ahora vamos incorporando el chocolate y la mantequilla que hemos fundido anteriormente, sin dejar de mezclar para que quede bien integrado.

Introducimos la mezcla en un molde de 24 cm. con papel de hornear en la base.

Horno precalentado a 180º, calor arriba y abajo y turbo. Entre 35 y 40 minutos. Al llegar a los 35 minutos conviene pinchar en el centro del bizcocho con una aguja y si sale limpia, sacar enseguida del horno.

Mientras se hornea preparamos la cobertura. Fundimos el chocolate y la mantequilla al baño María y mezclamos bien. Incorporamos el azúcar glas y removemos hasta que se integre perfectamente.

Sacamos el pastel del horno y lo dejamos enfriar. Una vez frio desmoldamos y ponemos en el plato en el que vayamos a servirlo.

Ahora procedemos a esparcir la cobertura por todo el pastel, procurando que quede liso y uniforme por los laterales y algo ondulado por la parte superior.

Visto en: http://food-and-cook.blogs.elle.es/2008/10/02/pastel-mississippi-mud-mississippi-mud-cake/

Bon profit!