Tag Archives: Bacalao

BACALAO GRATINADO CON MAYONESA

23 Jun

Aunque se dice que los españoles lo pescaban ya durante el S. XI, y está documentado que en el S. XIV en Islandia existía una incipiente industria de pesca de bacalao, los primeros que pescaron y salaron el bacalao, para su consumo tal y como hoy en día lo conocemos, fueron los vikingos durante sus incursiones, como alimento de campaña.

Ya en el Medievo, gracias a su gran capacidad de aguante sin estropearse una vez salado, e impulsado por las doctrinas católicas que prohibían la carne, el bacalao se difundió ampliamente en Europa, como alimento barato de alta calidad.

El bacalao (Gadus morhua) es un pez de aguas frías, teniendo su hábitat situado en los fríos mares del Norte del Atlántico: costas de Noruega, Labrador, Nueva Escocia, Islandia, Groenlandia, Terranova o las costas norteamericanas. Su tamaño no suele ser demasiado grande, aunque se han encontrado ejemplares de hasta 100 Kg. de peso. Su alimento básico consta sobre todo de otros peces de menor tamaño, como el arenque.

Se suele consumir secado y en salazón, método gracias al cual se conserva perfectamente durante largos periodos de tiempo.

INGREDIENTES:
Para 5/6 personas

4 lomos de bacalao sin espina (Aprox. 1 kilo)
8 patatas medianas
4 o 5 tomates maduros
1 cabeza y media de ajos
2 huevos
Aceite de oliva
Harina

ELABORACIÓN:

Ponemos en remojo los lomos de bacalao 48 horas antes de la elaboración y le cambiamos el agua aproximadamente cada 12 horas.

Pelamos los dientes de ajo y los ponemos en un cazo con bastante aceite a fuego muy lento. Hay que tener paciencia, se trata de que se confiten, no de que se quemen. Hemos de tenerlos en el fuego hasta que adquieran un tono marrón. Sacamos, escurrimos y reservamos.

Rallamos los tomates, a los que hemos quitado las pepitas, y lo ponemos en una sartén con un poco de aceite. Ponemos un poco de sal. Cuando ya está hecho, retiramos del fuego y reservamos.

Pelamos, lavamos y cortamos las patatas a rodajas. Freímos, sacamos, ponemos en un plato con papel absorbente y reservamos.

Cortamos cada uno de los lomos del bacalao en 3 o 4 trozos según el tamaño. Pasamos por harina y freímos.

Sacamos y ponemos en un plato con papel absorbente.

En una fuente de hornear colocamos la salsa de tomate bien esparcida.

Cubrimos la salsa con una capa de patatas fritas.

Ahora colocamos los trozos del bacalao encima de las patatas.

Encima de cada uno de los trozos de bacalao colocamos 2 o 3 dientes de los ajos que hemos confitado.

Ahora hacemos una mayonesa con la batidora. Ponemos 1 huevo y ¼ de litro de aceite en el recipiente. Añadimos un poco de sal y unas gotitas de limón y batimos hasta que la mayonesa está hecha. Como necesitaremos más mayonesa, repetimos la operación. Es más recomendable hacerlo en dos veces que doblando las cantidades.

Una vez tenemos la mayonesa colocamos una cucharada encima de cada uno de los trozos de bacalao.

Horno precalentado.

Introducimos la bandeja y gratinamos durante 10 minutos.

Servimos y a disfrutar.

Para que la felicidad sea completa acompañamos este excelente plato con un blanc de blancs de Macià batle, www.maciabatle.com, elaborado con uvas prensal, variedad tradicional de Mallorca, también conocida como Moll, Chardonnay y Moscatel.

Bon profit!

Receta original de Catalina Pieras Guasp

Anuncios

BUÑUELOS DE BACALAO

27 May

INGREDIENTES:

-200 gr. de Bacalao
-2 patatas medianas
-1 huevo
Picada de ajo y perejil
-1 cucharada de harina

ELABORACIÓN:

Ponemos en remojo los lomos de bacalao 24-48 horas antes de la elaboración y le cambiamos el agua aproximadamente cada 12 horas. También podemos utilizar bacalao ya desalado.

Pelamos, lavamos y hervimos las patatas. Pasamos por el pasapurés y las introducimos en un recipiente.

Picamos finamente el bacalao con un cuchillo bien afilado. Cuando ya lo tenemos muy pequeño lo mezclamos con la patata y removemos bien.

También añadimos la yema del huevo y la picada de ajo y perejil. Mezclamos.

Vamos añadiendo la harina tamizada, poco a poco y mezclándola bien.

Ahora incorporamos la clara del huevo que hemos subido a punto de nieve.

Si la masa nos hubiera quedado muy espesa podemos añadir un poco de agua con gas o cerveza.

Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite y cuando está bien caliente vamos incorporando las bolitas.

Las bolitas las hacemos cogiéndolas directamente de la masa, ayudándonos con 2 cucharas.

Las freímos bien y al sacarlas las ponemos en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Una vez desengrasadas, servimos.

Estos buñuelos son muy fáciles de hacer y dan un excelente resultado.

Bon profit!